¡Bendito trabajo! ¿Tan difícil eres de encontrar?

Que el trabajo con un contrato indefinido y para toda la vida se ha convertido en una especie de utopía lo sabemos; que lo de estudiar una carrera y un máster… para labrarte un buen futuro, también. ¿Son motivos suficientes para perder el ánimo y dejar de intentarlo?

No debemos dejar que este pesimismo contagioso en el que estamos envueltos nos arrastre y nos convierta en víctimas y actores secundarios de nuestra propia película.

Sabemos que las dudas, a la hora de buscar trabajo, son frecuentes: “Soy demasiado mayor para cambiar ahora”, “Es demasiado arriesgado”, “Es frustrante trabajar en algo por lo que estoy sobre cualificado….”, “Quizás debería empezar como autónomo…”, “Para qué voy a ir a más entrevistas si lo tienen todo amañado….” Y un larguísimo etcétera de frustraciones, miedos y excusas que nos vuelven conformistas y nos alejan de quienes, no hace tanto tiempo, queríamos ser.

Es verdad, la situación laboral actual no es para nada fácil, ni tampoco lo es encontrar el trabajo perfecto: ese en el que te sientas realizado, el ambiente es perfecto, tu jefe/a un cielo y con una buena conciliación familiar, (ahí otra de las grandes excusas para no intentar nada nuevo). Pero, una vez aceptamos que debemos ser flexibles para adaptarnos, no hay ningún impedimento que no nos permita lograr ese cambio de rumbo profesional o esa nueva oportunidad.

En Ago Growing Together no somos orientadores laborales, sin embargo sabemos que hay aspectos claves en los que podemos trabajar para conseguir este objetivo, 5 puntos en los que centrarnos:

  • ¿Qué metas laborales queremos alcanzar? Definir el objetivo final y marcar pequeños objetivos para llegar a él; todos ellos deberán ser concretos, colocados en el tiempo, realistas y alcanzables. ¡Si el plan está bien hecho, ni nos daremos cuenta al llegar al final!
  • Respetar tus propios valores. Para eso debemos identificar cuáles son los valores que te mueven para avanzar con determinación hacia tu reto.
  • Potenciar nuestras fortalezas. Es clave reconocer que es lo que hacemos bien, y cuáles son nuestros puntos fuertes respecto a la competencia. (No se trata de ego, se trata de ponerse en valor).
  • Deberás tener claro que habrá errores, fracasos y rechazos, sin embargo… ¿Y si los vives como una oportunidad para aprender? Todo eso forma parte del proceso de aprendizaje y crecimiento.
  • Ten un as en la manga. Muchas veces, lo más difícil es lidiar con las expectativas ¿verdad? Lo ideal sería que dejaras de crearlas, pero como entendemos que es más complejo y requiere más tiempo…. Te sugerimos que pruebes en tener más de una alternativa para cada situación.

La constancia y la determinación en conseguir tu objetivo profesional son las que van a ayudarte a vencer el miedo, las dudas y las excusas.

Deixa un comentari

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies