¿Tristeza o depresión?

La tristeza es una emoción, y como todas las emociones, no tiene un caràcter negativo. Estar tristes nos lleva a buscar consuelo en situaciones difíciles, nos aísla y nos permite asimilar el hecho que nos ha causado ese estado de ánimo. La tristeza es adaptativa cuando está causada por algún hecho que hayamos vivido o por determinados estados fisiológicos (enfermedad, menstruación…), y remite sola de forma natural.

De forma coloquial decimos que estamos “depres” cuando en realidad simplemente estamos tristes, aunque no sepamos exactamente qué es lo que nos  causa  la tristeza

La depresión mayor es un estado de ánimo que cursa con tristeza, que muchas veces no nos explicamos, que se mantiene en el tiempo, (un mínimo de 2 semanas), y que provoca síntomas físicos: insomnio o hipersomnia, bajo apetito sexual, disminución o aumento del apetito, fatiga… Pueden haber variaciones diurnas (suele haber dificultades para levantarse, y mejorar algo hacia la tarde), dificultades de concentración, falta de interés en casi todas las actividades, falta de ilusión y puede aparecer incapacidad de disfrutar de las cosas que anteriormente le gustaban. En casos muy graves pueden aparecer pensamientos y sentimientos de inutilidad, desespero, hasta el extremo de pensar que la desaparición personal es la única salida

La depresión es una enfermedad grave, que requiere ayuda profesional, (un psicoterapeuta), y que limita de forma sustancial las actividades, relaciones, y la vida de la persona que la padece, mientras que la tristeza es una emoción que simplemente hay que saber identificar y aprender a gestionar, (también con la ayuda de un coach profesional). 

La intervención, en caso de depresión, puede requerir de la ayuda de fármacos antidepresivos y/o ansiolíticos, que han demostrado ser muy eficaces. El tratamiento debe durar aproximadamente un mínimo de 9 meses, y para que sea efectivo, es fundamental que se tome regularmente y durante todo el tiempo pautado, para evitar recaidas posteriores.

Paralelamente, es conveniente la ayuda psicológica que,  básicamente, permitirá una mejor aceptación del diagnóstico y tratamiento, así como trabajar con los pensamientos y emociones que dominan el cuadro. Las terapias de tipo cognitivo, así como la activación conductual, han demostrado ser muy efectivas en el tratamiento de la depresión. Asímismo, trabajar con aspectos emocionales y creencias o pensamientos disfuncionales ayudarán a prevenir problemas en el futuro.

La depresión es muy abordable y los resultados en los tratamientos muy positivos

La tolerancia y comprensión de un estado de ánimo, como es la tristeza, se puede efectuar con adecuadas medidas de gestión emocional, así realizando un proceso de autoconocimiento.

Deixa un comentari

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies