La conciliación familiar y sus mitos

Queremos compartir con vosotros los resultados del informe ” Somos equipo”, una encuesta realizada a 24000 personas, en el que se plantean 4 mitos que nos parecen especialmente interesantes para hablar de conciliación. 

“Las mujeres cuando son madres se alejan del mercado laboral”

La realidad es que 6 de cada 10 madres han renunciado a su trayectoria laboral, y 5 de cada 10 mujeres que no son madres creen que renunciarían si lo fueran. Los datos demuestran cómo estos obstáculos nos los encontramos incluso antes de que llegue la maternidad.

 “Hoy en día los hombres se implican mucho más en las tareas doméstico-familiares”

Realidad: Las mujeres están pendientes de los requerimientos del colegio o guardería en un 72% de los casos, seguimiento médico de los hijos en un 67% de los casos, poner lavadoras el 66% o preparar la lista de la compra un 59%.

Las mujeres asumen las tareas de planificación y organización que, debido a sus características, son trabajos invisibles a los ojos de la sociedad (incluso oculto por las personas que lo realizan): son tareas mentales, difíciles de cuantificar y que se realizan de forma simultánea a otras actividades.

“Los hombres ganan más, por eso las mujeres cargan con el peso de la familia y el hogar”

Realidad: el 45% de las mujeres que aportan los mismo ingresos que sus parejas al hogar son las principales responsables de las tareas doméstico-familiares, y en un 9% de los casos son sus parejas.

Los datos dejan en evidencia a un sistema familiar que todavía no se ha adaptado a los cambios en el mercado de trabajo y no ha transformado los roles de género en el hogar.

“Tener tiempo libre es cuestión de voluntad y organización”

Según el informe sociológico “Concilia 13F, las mujeres trabajando por cuenta ajena o autónomas disponen solo de 54 minutos de tiempo libre al día, después de trabajar en el mercado laboral y realizar las tareas doméstico-familiares. Menos del 50% de las mujeres que conviven con hijos realiza deporte con frecuencia (45,9%), frente al 67,9% de los hombres.

Estos son los datos de uno de tantos estudios que hay a ese respecto: ¿Qué hacer con estos datos? Todas las que somos madres podemos sentirnos identificadas con alguno de estos 4 mitos. A esto se debe sumar el sentimiento de  “culpabilidad” por “abandonar” a nuestro hijos por seguir con nuestra carrera laboral y la consiguiente “frustración” cuando nos vemos obligadas a elegir y renunciar.

Conciliación implica varias partes: Centrándonos en la que tenemos influencia  es importante una buena comunicación con nuestra pareja, planteamiento de objetivos claros, así como definir la corresponsabilidad.

El coaching de parejas puede resultar una herramienta muy útil para gestionar este cambio y plantear un plan de acción sólido en el que ambos integrantes de la pareja adopten un compromiso de corresponsabilidad desde el amor hacia uno mismo y hacia el otro, desmitificando creencias en las cuales hemos sido educados pero que ya están obsoletas y no responden a los tiempos que vivimos. El cambio empieza por nosotros mismos y si queremos transformar la realidad somos responsables de educar a nuestros hijos con referentes masculinos que estén llevando a cabo esta ruptura de roles tradicionales. Educamos desde el ejemplo ya que inevitablemente de adultos repetimos patrones que vemos en casa así que por qué no puede ser normal vera a papá haciendo la cena o lavando la ropa y a mamá yendo al gimnasio.

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies