“Mens sana in corpore sano” ¿Fácil?

Se habla mucho de la importancia de tener buenos hábitos para con nuestro cuerpo como con nuestra mente; es fácil decirlo, pero si se trata de aplicarnos el cuento ya es otra cosa, ¿Verdad?

Todos sabemos que cuidar nuestro cuerpo nos reportará beneficios, (más allá de cuestiones estéticas o de convencionalismos sociales impuestos por la moda, publicidad o estereotipos), a nivel de estabilidad emocional y de prevención de enfermedades.

Tratar con respeto a nuestro cuerpo, el único que tenemos, no debería ser tan difícil, ¿no? Sin embargo, después del verano con sus terracitas, las cenas con los amigos, los viajes en los que comes “cualquier cosa”, los heladitos,etc, volver a la normalidad no resulta tarea sencilla. ¡Nuestros hábitos no han sido de lo más sano!

Durante la temporada académica o laboral, sin embargo, son otros los motivos que hacen que caigamos en malos hábitos; el estrés, la conciliación laboral y familiar, las tensiones del trabajo, o de carácter económico…. unas cuantas variables que influyen en el estilo de vida que llevamos.

Cada uno de nosotros decidimos cómo relacionarnos con el ejercicio, la alimentación y otro tipo de sustancias que hacen que nuestros hábitos sean más o menos saludables.

Por eso, queremos recordaros que un hábito no se crea de un día para otro, sino que requiere de constancia y repetición diaria.

No obstante, debemos tener en cuenta que no es sólo la constancia y la repetición, sino que el factor clave y determinante es
comprometerse y creer en la finalidad de ese hábito que queremos incorporar.

¿Cuáles son esos hábitos que te hacen sentir bien?, ¿Aquellos que fortalecen tu pensamiento y tus emociones?

No hay una única receta, cada persona debe encontrar su camino: Unos se enfocarán en el senderismo, otros en el yoga y la meditación, otros en el deporte…. Las posibilidades son ámplias, pero deben encajar siempre con tus objetivos y tus necesidades. Desde Ago Growing Together podemos acompañarte en este proceso para encontrar tu receta perfecta.

Debemos descubrir aquellas cosas que nos permitan centrarnos y desprendernos de tensiones para, desde esa tranquilidad, ver más claras tus opciones y poder decidir y avanzar con un buen equilibrio entre mente, cuerpo y alma.

“Quienes pueden, pueden porque piensan que pueden” Virgilio

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies