Autocastigarse tras la maternidad…. ¡No, gracias!

manos de mujer tocando su barriga embarazada

Hace unos meses comentamos en el post “Mi cuerpo perfecto” lo difícil que nos resulta a veces aceptarnos incondicionalmente, tanto en lo físico, como en lo que sentimos o hacemos. Sin embargo, hoy queremos abordar este aspecto des de un nuevo ángulo: tras el embarazo.

Si hemos construido un ideal físico muy alejado de nuestra realidad y entramos en la maternidad probablemente nos encontremos ante una disyuntiva entre lo deseado, (ser madre), y sus inevitables consecuencias físicas. ¿Qué implica físicamente la maternidad?

Cuando una mujer se queda embarazada el cuerpo empieza a realizar diversos cambios internos y externos durante el proceso de gestación; sobretodo en el tercer trimestre cuando los cambios físicos son más evidentes, (aumento del tamaño del útero, aumento del tamaño y sensibilidad de las mamas, estrías en el cuerpo, posibles varices, aumento de peso, etc, además de los cambios emocionales). Hasta ahí todo bien, ya que tanto tú como tu entorno aceptáis estos cambios como algo necesario y justificado. ¿No es verdad que durante esos meses sólo recibimos halagos y cariño?

Así pues, los problemas de aceptación incondicional de nuestro cuerpo aparecen con mayor frecuencia una vez se ha tenido al bebé. Ese momento de agotamiento físico y mental en el que olvidamos que el estado físico de nuestro cuerpo aún forma parte de un proceso natural. Nuestro cuerpo todavía se está recuperando, pero conectamos con la frustración al compararnos con 9 meses atrás. Debemos vigilar la aparición de pensamientos del tipo: “tengo que perder YA los quilos que he ganado”, “Es horrible… mi barriga está flácida”, “Sólo se me ven estrías”, “ Estrés, ojeras, gorda… ¿hasta cuando”, o similares.

Si detectamos que estamos en esta situación te recomendamos algunos pasos a seguir, aunque básicamente es: ¡Paciencia y objetivos realistas!. que des del

  1. ¡Deja de juzgarte! Comparar tu cuerpo actual con el de antes del embarazo no va a hacer que te sientas mejor, sino todo lo contrario: destruye tu autoestima. Acepta la realidad que tienes ahora y planifica un plan de acción saludable y progresivo.
  2. Organiza tus prioridades en el tiempo. Eso te ayudará a darte cuenta de lo que es verdaderamente importante y lo que no.
  3. Busca el apoyo que necesitas en tu entorno. Explicar cómo nos sentimos puede ayudar a reducir nuestro malestar y sensación de estrés, además de facilitar la conciliación.
  4. Comprender y aceptar que estamos en la fase final del proceso natural de la maternidad, (que es algo temporal).
  5. Comprender y aceptar que muchos de las emociones incoherentes y pensamientos que tienes son producto de un cambio horonal, así que no juzgarse por ello ni castigarse. En caso de ser demasiado frecuente y alargarse en el tiempo, si que es necesario y recomendable consultar con un especialista.

Un proceso de coaching puede acompañarte en este proceso de cambio físico y emocional para reconectarte contigo misma y con tu nuevo rol.

 

3 talleres para conocer tus emociones

¡El primer viernes de los siguientes 3 meses ya puedes guardarlos en tu agenda!

 

Llegan 3 talleres de Coaching para trabajar tus emociones. El objetivo es aprender juntos a identificar lo que sentimos y regularlo correctamente. ¿En qué te va a beneficiar esto? Podrás conocerte un poco mejor, relacionarte contigo y con los demás de manera más asertiva y empática. Hay veces que no sabemos expresar lo que sentimos por miedo, vergüenza, tristeza o porque nos sentimos culpables, y otras en que nos escondemos… Este ciclo de formaciones nos ayudará a afrontarlo de otra manera y alcanzar una versión mejorada de nosotros mismos.

El precio por un taller es de 20€ por persona y si te atreves a realizar los 3 te sale por sólo ¡50€! (Puedes inscribirte al que más te interese o a los tres, tú decides).

Viernes 2 de Marzo: La vergüenza y la culpa

Viernes 6 de Abril: La rabia y la tristeza

Viernes 4 de Mayo: El miedo

 

Como siempre, estos talleres son dinámicos, participios y abiertos al público gracias a la colaboración del Fondo Social Europeo y a nuestros amigos de la Fundación Prevent.

Nuestro objetivo es aprender y crecer juntos #atréveteacambiar

Puedes inscribirte mandando un mail a contact@agobarcelona.com

Visítanos aquí  y conocenos un poco más

Los talleres se realizarán en Barcelona (Av. Josep Tarradellas 8-10)

La promo joven también piensa en tu futuro

promoción joven de Coaching y psicoterapia por Skype o presencial por 30 euros

Estamos muy contentos de poder ofreceros esta novedad en #coaching y #psicoterapia para nuestros clientes más jóvenes (hasta 30 años).

Gracias a la colaboración del Fondo Social Europeo, (FSE), podemos impulsar esta campaña que quiere facilitar el desarrollo personal y el autoconocimiento entre la población joven porque el FSE invierte en tu futuro.

Tanto las sesiones de Coaching como las de psicoterapia de esta promoción joven costarán 30€ y se podrán realizar de manera presencial o vía Skype con una de nuestras profesionales.

Para iniciar tu proceso ponte en contacto con nosotros a través del mail:

contact@agobarcelona.com o a través del teléfono y WhatsApp 629313232

 

¿Autoestima? Algo de lo que todos hablan

abstracto

¿Autoestima? y…. ¿Qué es? 

Desde hace unos años el concepto de autoestima se maneja tanto en ámbitos coloquiales como profesionales de forma muy general. Es fácil etiquetar cualquier conflicto psicológico como un problema de autoestima y no siempre es así. Quizás sería interesante ver cual es la definición de autoestima según la RAE:

           De auto- y estima.

  1. f. Valoración generalmente positiva de sí mismo.

Real Academia Española ©

 

Cómo podéis ver, la definición es vaga, ¿Verdad?. Además, da por hecho que la valoración debe ser positiva.

Es frecuente hablar de autoestima baja o alta, y se emplean herramientas para aumentar la autoestima, presuponiendo que aumentando la autoestima la persona va a mejorar.

Así pues, podríamos decir que se entiende la autoestima como ese empoderamiento y confianza en uno mismo que no debe verse vulnerada por factores externos, ni internos: ni opiniones, ni juicios, ni etiquetas.

Sin embargo, en Ago Growing Together apostamos por que cada uno elabore su propia definición de autoestima para valorar dónde nos colocamos tras esa definición y qué valor nos estamos dando.

En un proceso de coaching, la tarea del profesional es acompañar al cliente en esa definición e identificar los boicoteadores y los facilitadores de su autoestima. Es importante tener en cuenta que tras las primeras sesiones, el “problema” a solucionar se concreta y esa petición inicial de “potenciar la autoestima” deriva hacia otros aspectos más específicos.

En el día, a día vemos como los mensajes externos de campañas publicitarias, series, películas…. Las nuevas modas de instagram o youtube, y toda esa tendencia en la que nos vemos inmersos de crear figuras y personas perfectas a las que todos debemos parecernos; personajes irreales que no cometen errores, que son físicamente y emocionalmente perfectos. Todos ellos, ataques directos a nuestra autoestima que fomentan sus dos grandes peligros: la comparación y la competición, (ya sea contra esos modelos externos o contra nosotros mismos), y son causantes de esa “baja autoestima”. Por eso, es importante destacar que es en el reconocimiento de uno mismo y en el quererse incondicionalmente dónde reside la autoestima, y no en la proyección hacia fuera de nosotros mismos.

El objetivo de una intervención pasa por autoconocimiento y autoaceptación, y el fin sería conseguir una autoestima sana y adecuada. Para ello, es importante ser consciente de fortalezas y debilidades, trabajar en las debilidades que crean relevantes y aceptar que nos queremos aunque no seamos perfectos.

El coaching constituye una muy buena estrategia para trabajar la autoestima, mientras que en casos clínicos, el diagnóstico y diseño del tratamiento debe ser llevado a cabo por un psicólogo.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies